¿Estética sin cirugía? Este tratamiento no invasivo quita años de encima, sin riesgos

Hoy toca presentar un tratamiento estético que en consultorio no quirúrgico lo acapara todo. Hablamos de la Criofrecuencia. Una técnica que a base de tecnología de vanguardia mejora la apariencia sin poner en riego la salud, lo que más nos importa.

Por suerte, cada vez más mujeres y hombres toman consciencia de esto y al momento de decidir someterse a una mejora facial y/o corporal, lo hacen con métodos no invasivos y sin efectos no deseados.

Así, la llegada de este método que muestra eficacia, en cutis y cuerpo, a los centros de belleza ha favorecido el uso cada vez más notorio de la medicina estética sin quirófano, en detrimento de esta.

¿De qué se trata?

De la combinación en parte iguales de la emisión de frío y calor a la profundidad de la piel, asegurando un procedimiento llevadero ya que el gélido equilibra el calentamiento del tejido interior, clic aquí, dando una impresión positiva mientras dura la sesión, y quitando toda probable exposición a quemaduras.

Puede resultar muy similar a la Radiofrecuencia más clásica en tecnología, es cierto, pero difiere sustancialmente en la velocidad de los resultados. Con la Criofrecuencia se consiguen resultados firmes a simple vista y con el pasar de las sesiones progresa y se mantiene, mientras con la otra técnica, luego de tres o mas semanas se ven los primeros efectos, y eso es gracias al shock que produce.

¿Cuántas sesiones son aconsejadas?

Los especialistas de Cimec, líderes en la utilización de esta tecnología no invasiva en Buenos Aires, aseguran al blog que depende de las singularidades propias de cada paciente, pero en líneas generales, de 5 a 8 sesiones dejando pasar medio mes de por medio, alcanzan para reafirmar y cada siete días para disminuir grasa. Mientras que, en la etapa de cuidado, solo una sesión basta.

De lo que se trata, es de juntar la transmisión a dos polos, de frío a unos -25° con un calentamiento graduado que exceda los 55° C, originado por el aparato y su circuito. Así, se da el esperado choque térmico que es el causante de la estimulación de colágeno y elastina interna, generando un achicamiento de las fibras, dando paso a un impacto de tensado inmediato, escalonado y perdurable. Siendo ideal para tratar la adiposidad arraigada en distintas zonas que por efecto del calentamiento rompe las células grasas.

La respuesta en los pacientes da estas mejoras:

  • Incentiva la elaboración de colágeno y elastina de la piel
  • Produce estiramiento de la piel inmediato
  • Quita años de encima
  • Potencia la circulación sanguínea y mejora el tejido adiposo interno, combatiendo flacidez
  • Achica corpulencia y modela
  • Sirve de apoyo para la quitar celulitis y grasas acentuadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *