Invierno: Cuando hacer deportes puede ser malo para la salud

Hacer deporte y actividad física siempre es recomendable para aquellas personas que desean tener un estilo de vida más sano. El simple hecho de dedicarle horas al entrenamiento o simplemente a estar en movimiento es lo que se necesita para evitar enfermedades, especialmente aquellas que están ligadas al corazón. Sin embargo, cuando llegan las temperaturas más bajas hay que tener en cuenta que nuestro cuerpo puede verse afectado. Teniendo en cuenta que al hacer ejercicio se llega a una temperatura más elevada, parar y verse de golpe en el frío puede tener efectos negativos para nuestra salud.

Pero la solución a esto no es dejar de hacer ejercicio. Después de todo, no se trata de parar sino de estar preparado para cuando suceden este tipo de temperaturas. Además, hay personas que por indicación médica o por ser deportistas (tanto profesionales como amateurs) que no pueden cortar la rutina que se le indicó.

Es por eso que, en esos días, hay que considerar tener abrigo que pueda ayudar a tolerar este tipo de temperaturas, especialmente cuando llega el momento de cortar y volver a casa. Muchas empresas de indumentaria deportiva, entre ellas Reusch, saben la importancia de que el atleta cuente con el abrigo necesario una vez que dejó de hacer ejercicio. Es por eso que suelen tener líneas de ropa especialmente preparadas para quienes tienen que estar expuestos a una temperatura baja mientras practica deporte.

Estas no son cosas extrañas. Equipos de las diferentes ligas de fútbol (sobre todo las europeas) suelen tener que jugar en condiciones extremas, dependiendo la época del año. Porque haya frío no significa que no haya fútbol en Rusia, Suecia o Islandia. De hecho, torneos internacionales como la Champions League o la Copa Europa obliga a que países de climas más cálidos se vean disputando partidos en lugares con temperaturas mínimas.

Es por eso que vemos que estos deportistas tienen remeras o calzas térmicas, capaces de dar cierta protección que solo sería posible mediante capas y capas de tela.

De esa manera, las ligas deportivas no se tienen que cancelar por una cuestión climática y los deportistas no se ven afectados de manera negativa. Esos cambios intensos de temperatura pueden ser muy nocivos para la salud, muchas veces provocando gripes, en el mejor de los casos, hasta bronquitis, en el peor.

Nadie debería estar intranquilo por el frío y dejar de entrenar durante casi seis meses del año. Por eso, las rutinas de invierno siempre consideran cuánta es la temperatura del cuerpo y cuál es la externa. De esa manera, el impacto entre los dos extremos deja de ser algo a lo cual temer, ayudando a los deportistas a que puedan seguir en el camino del entrenamiento. Hacer deportes en invierno, sin la protección térmica adecuada, puede ser un problema a futuro.

La solución, como indicamos antes, no se trata de suspender sino de prevenir.  Eso puede parecer algo tonto o simple, pero es la manera más sencilla y efectiva de evitar una enfermedad por haber hecho ejercicio y dejar que el cuerpo se enfríe de golpe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *