La importancia de tener una buena presencia

Cuando pensamos en objetivos educativos, pensamos en ejemplos como el nivel secundario, universitario o incluso universitario. Después de todo, en estas situaciones, una persona tendrá que estar capacitada para dominar los conceptos futuros que desee. Sin embargo, lo que generalmente no se habla en educación es cómo preparar a las personas para los desafíos de conocer a otras personas y establecer contactos para el futuro. Aunque hay muchas cosas de las que se puede hablar, hoy nos centraremos en lo que entra por nuestros ojos: la buena existencia.

Como todos sabemos, la primera impresión no tiene una segunda instancia. Es por eso que algunas personas no dudan en gastar dinero exclusivamente en ropa, joyas e incluso cuidados de belleza. Sin embargo, un buen sentido de presencia va más allá de todos estos detalles. Incluso si el peinado se basa en el lugar donde trabajamos, debemos prestar atención a la postura y las instrucciones. Aunque algunas empresas se han vuelto más indulgentes con el uso de tatuajes y piercings, algunas empresas todavía tienen dudas sobre los peinados e incluso el vello facial.

Pero la realidad es que hoy, en todas las empresas u oficinas del país, no existe un estándar repetitivo de etiqueta comercial. En cualquier caso, lo que podemos sugerir es que no importa en qué entorno empresarial esté trabajando, todavía hay algunos códigos que siguen siendo válidos. Cosas sencillas, como planchar ropa, lustrar zapatos o llegar a tiempo, son vitales para que una persona demuestre lo importante que es su trabajo y lo importante que ocupan la escalera de la oficina graduada. Después de todo, la posición más alta es la que debería sentar las bases, y también es un ejemplo de cómo todos los empleados en posiciones inferiores deberían verse a sí mismos.

Con esto, queremos decir que se estima que los empleados han cumplido con estas reglas tácitas, y aparte de que no existen códigos o estándares de vestimenta en los restaurantes o escuelas, esto no significa que no serán ignorados. Para ayudar a los empleados a disfrutar del privilegio de un día sin «ropa de oficina», algunos lugares de trabajo han adoptado la costumbre norteamericana del «viernes informal» (o «casual fridays»), donde los empleados pueden usar ropa sin la formalidad de todos los días.

Hay personas que desean complementar rutinas de estética con los servicios que ofrece Cip Salud. Y, si bien eso no es necesarios para poder impresionar a tu jefe, es una buena medida para quienes deseen ganar confianza en el ámbito personal. En definitiva, quien desee tener una buena presencia debe atenerse a las pequeñas reglas de convivencia propuestas en el lugar de trabajo y seguir estas reglas. Algo que no se ve en un entorno educativo, pero para quienes necesitan saber, nunca habrá demasiada aclaración. Queda claro que verse bien no es garantía de nada en el ambiente de la educación o el aprendizaje, pero es una buena forma de poder proyectar hacia afuera todo lo que queremos que el mundo pueda ver de nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *