¿Césped o cerámica? 3 consejos para tener un «patio saludable»

El patio, aunque muchas veces no se tenga en cuenta, es el escenario de mil reuniones familiares, y mucho más que eso,  también es perfecto para la cancha de fútbol de los días de lluvia, o para la pista de patinaje de los más chicos de la casa.

Es por esto que el piso del patio tiene que ser acorde a tu estilo de vida, si tiendes a hacer reuniones familiares con barbacoas o si tenés mascotas e incluso niños que quieran jugar a la pelota en un espacio despejado; en este sentido, aquí te hablaremos sobre cómo tener un patio saludable pero bonito.

Ahora bien, cuando se trata de elegir el mejor y más oportuna material para espacios exteriores que  se adapte al múltiple uso que le podés dar y que no afecte la estética global de la casa, surge la duda inevitable: ¿qué material requiere menos mantenimiento, es más resistente a la humedad y combina mejor con el resto de la casa?

Lo primero que debes adquirir es material de calidad como el que te ofrece El Pimpollo, con garantía de un resultado profesional y duradero. Y cómo no, si cuentan con la mayor variedad de productos, de gran calidad y versatilidad, que no podés dejar perder para el diseño de tu casa.

Actualmente, muchas personas tienden a utilizar cerámicas en sus patios, ¿por qué? Primero porque ayuda a reducir el polvo y suciedad, es más fácil de limpiar, más duradera y combina mejor con el estilo arquitectónico de una vivienda gracias a sus distintos diseños y colores.

¿Buscas cerámica de calidad, con brillo y diseños innovadores? No te pierdas las que El Pimpollo tiene para vos, clickeá en leer más y conocé todo acerca de cómo podés utilizar este material para lograr un ambiente limpio, agradable y, sobre todo, estéticamente atractivo.

¿Patio saludable?: TOP 3 de cosas que no pueden faltar

Si lo que quieres en tener un patio bonito pero a su vez saludable, lo que no puede faltar es:

·         Plantas naturales y florales: Un elemento de gran atractivo para cualquier patio son las plantas (ya sea directamente del suelo o en macetas) y mucho más si te brindan flores coloridas que, más que solo ser estéticamente hermoso, hacen que el espacio sea más fresco, agradable y con mejor aroma.

·         Alfombras verdes: Si la zona en la que vives es lluviosa o húmeda, el césped funcionaría de maravilla con su hermoso color verdoso, así que si aún no colocas cerámica u otro material, un suelo de césped crearía un espacio más fresco. Aunque también podés colocar plantas tapizantes, en caso de haber usado ya cerámica, cemento o porcelanato.

·         Fuentes de agua: Si lo que quieres es lograr una buena impresión con una temática de jardín botánico, no dudes más e incorporá una fuente de agua en tu patio, el sonido será relajante, el movimiento del agua te brindará un patio fresco y estéticamente se verá increíble.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *